Robots aspiradores

Los robots aspiradores son la mejor opción para aquellas personas que buscan la máxima comodidad a la hora de limpiar su hogar, o que no disponen de tiempo para hacerlo (o tienen otras cosas mejores a las que dedicarlo).

La posibilidad de tener un aparato que se ocupa autónomamente de la limpieza, y que puede hacerlo cada día, sin quejarse, es algo que ha cautivado a mucha gente.

Hoy en día, han mejorado mucho, y muchas personas usan ya los robots aspiradores como única opción de limpieza, al menos, para el día a día, y sólo de vez en cuando utilizan otro tipo de aparato, como los de trineo o las de tipo escoba, para realizar una limpieza puntual o muy a fondo.

Robots aspiradores

De la mano del referente de este tipo de productos, iRobot y su archiconocido Roomba, muchos fabricantes han decidido sacar sus propios modelos, de manera que se ha ido evolucionando hacia aparatos cada vez más sofisticados

Así, actualmente hay modelos que cuentan con filtros HEPA, paredes virtuales, sistemas de navegación y detección de obstáculos, mapeado de estancias, modos programables de limpieza, y un largo etcétera.

CÓMO FUNCIONAN LOS ROBOTS ASPIRADORES

Sistema de navegación

Los robots aspiradores cuentan con un sofisticado sistema de navegación. Como es lógico, cuanto más alto de gama es el robot, mejor será su funcionamiento, los modelos más caros necesitan menos ayuda de los humanos).

Aunque normalmente el robot es circular y parece que se mueve de forma errática, en realidad, se puede decir que tiene una parte delantera y una trasera, y sus movimientos tienen un sentido.

En la parte delantera, posee diversos sensores de infrarrojos, que son los que le permiten evitar caídas por las escaleras. El sensor emite unas señales, y recibe su rebote. Si tarda mucho en recibirlo, interpreta que hay peligro de caída y no continúa por ese camino.

También cuentan con sensores de objeto, que evitan los choques contra los muebles. Algunos robots cuentan con avanzados sistemas de navegación láser y elaboran mapas de las estancias, para conseguir una navegación más fluida y una óptima limpieza del hogar.

Además, tienen sensores de pared, que les permiten ubicar donde están éstas, para acercarse lo máximo posible, sin chocar con ellas, y realizar una mejor limpieza.

Algunos aparatos, además de todos estos sensores, cuentan con paredes virtuales, que pueden servir, por ejemplo, para limitarles la entrada en una estancia concreta.

Además de todos estos sensores, cada aparato cuenta con un algoritmo de limpieza, que es el que determina la forma en la que detecta la suciedad y en la que se desplaza por las habitaciones.

Los modelos más baratos tienen sistemas de navegación más sencillos, mientras que los más caros son más sofisticados y eficientes. 


¿Quieres saber más acerca de algunos de los robots más vendidos y mejor valorados por los usuarios? Visita nuestro artículos:


Sistema de limpieza

Los robots aspiradores cuentan con varios cepillos: un cepillo giratorio lateral, que recoge la suciedad a la que la parte inferior de la aspiradora no puede llegar.

Además, posee un cepillo en la parte inferior que recoge la suciedad más voluminosa y la introduce en el depósito de recogida.

También succiona el polvo (aunque su potencia no sea comparable a la de otros tipos de aspiradoras) a medida que va recorriendo la casa.

Los robots aspiradores dan varias pasadas en las áreas más problemáticas. ¿Cómo detectan las zonas más sucias? A través de unos sensores de impacto acústico.

Esto funciona porque el suelo con polvo vibra de manera diferente. Cuando el robot pasa por una zona con más suciedad de lo normal, nota estas vibraciones, y vuelve a pasar, hasta que éstas alcanzan un nivel aceptable.

Asimismo, los robots detectan los cambios de suelo (por ejemplo, cuando están sobre una alfombra) para actuar en consecuencia y modificar su estilo de cepillado.

VENTAJAS DE LOS ROBOTS ASPIRADORES

A continuación, veremos cuáles son las características de un robot aspirador, que pueden motivar la compra de un aparato de este tipo (siempre teniendo en cuenta que posiblemente no nos sirva como única alternativa de limpieza, a causa de sus limitaciones):

Comodidad

La principal razón para comprar un robot aspirador es la comodidad que proporciona, ya que nuestro trabajo se limita en muchas ocasiones a ponerlo en marcha (o ni siquiera eso), o a desatascarlo si en algún caso se quedase enredado en algún sitio.

En algunos casos, son programables y vuelven a la estación de recarga ellos solos, con lo cual nos ahorran todavía más trabajo.

Tiempo

Podemos dedicarnos a otras tareas o a disfrutar de nuestro ocio, mientras el robot realiza su trabajo, ya no tenemos que “pasar el aspirador” (o, por lo menos, no con la frecuencia de antes).

Salud

Frente a opciones manuales, como la escoba, la mopa… son más higiénicos, puesto que recogen el polvo en lugar de barrerlo. Además, como se aspira más habitualmente la casa, puesto que no da trabajo, se mantiene limpia durante más tiempo.

Y como no hay que manejarlos como los aspiradores de trineo o las aspiradoras de tipo escoba, evitamos malas posturas y problemas de espalda.

Consumo

Gastan poco, pueden consumir apenas unas decenas de vatios para cargarse (varía según el modelo), lo cual supone que el consumo eléctrico anual es insignificante.

Por ejemplo, si consume 100 watios por carga y lo cargamos 2 veces por semana, consumiría unos 10 kilovatios al año, lo cual supone un coste aproximado de 1,5 euros al año.

Tamaño

Son aparatos pequeños, con lo cual no estorban, y algunos se meten con facilidad por debajo de los muebles. Si los queremos guardar, ocupan muy poco espacio, y si los queremos transportar, no pesan demasiado (suelen estar entre 3 y 4 kilogramos).

Diseño

Aunque para muchas personas no sea una ventaja, algunas valoran la sensación de exclusividad que proporciona el diseño de estos aparatos, tan tecnológicos, tan del siglo XXI.

DESVENTAJAS DE LOS ROBOTS ASPIRADORES

Aunque poseen ventajas innegables, todavía les queda un largo camino por recorrer para ser una alternativa única para la limpieza del hogar. A continuación, veremos algunos de estos inconvenientes:

Potencia

Aunque se ha mejorado bastante en este aspecto, todavía es un hándicap en algunos casos.

Los robots aspiradores pueden hacer la limpieza del día a día y mantener la casa razonablemente limpia, dependiendo del tipo de suelo y de suciedad que haya que recoger. De hecho, muchos usuarios los utilizan como única opción de limpieza.

No obstante, su potencia no es demasiado alta, si la comparamos con los aspiradores de trineo o con algunos modelos de aspirador escoba, con lo cual la limpieza no es tan exhaustiva como con estos tipos de aparatos. La contrapartida es que, por su comodidad, se limpia la casa con más asiduidad, con lo cual la suciedad no se llega a acumular.

Aunque hay diversos modelos que lo hacen bastante bien, la limpieza de las alfombras puede suponer un problema para algunos robots, que pueden no dejarlas tan limpias como desearíamos, e incluso atascarse con los flecos.

Capacidad de atrapado del polvo

Su capacidad es, de media, inferior a la de las aspiradoras de tipo trineo y las aspiradoras escoba. Aunque hay excepciones, su capacidad de atrapar el polvo es, de media, inferior a otras opciones. En cualquier caso, esto depende del modelo elegido, ya que hoy en día hay robots que hacen un trabajo bastante bueno en este sentido.

La capacidad de atrapar el polvo no sólo va en función de su potencia, o del diseño de sus cepillos, sino que lo que nos importa es, además, que se quede dentro.

Por esta razón, los modelos más avanzados tienen filtros de alta capacidad (HEPA), capaces de filtrar partículas inferiores a una micra (una milésima de milímetro).

Limpieza de las zonas de difícil acceso

Los robots aspiradores no suelen dejar bien las esquinas y rincones, así como otras zonas a las que, por cualquier circunstancia, no puedan llegar (detrás de las puertas, debajo de muebles bajos, etcétera).

Batería

Ésta es una de sus ventajas, como aparatos autónomos que son, pero también presenta los inconvenientes asociados a la misma.

Para utilizar el robot, debe estar cargado (aunque algunos modelos ya se ocupan ellos mismos de ir a la estación de carga) y, como cualquier otra batería, es posible que disminuya su rendimiento con el tiempo (aunque hoy en día han mejorado mucho).

Precio

Tienen una gran variedad de precios, pero si queremos un modelo con un mínimo de prestaciones, tenemos que estar dispuestos a pagar un elevado precio, superior al de las aspiradoras de trineo comunes. 

Depósito

La capacidad de su depósito es bastante limitada (habitualmente, entre 0,3 y 0,6 litros), lo que obliga a vaciar el depósito habitualmente, a menudo después de cada vez que trabaja.


¿Quieres saber más sobre otras categorías de aspiradoras? Visita estas páginas: