Cómo elegir un robot aspirador: Las características a tener en cuenta

Elegir un robot aspirador se ha convertido en un quebradero de cabeza para mucha gente.

De aquellos pocos aparatos caros, y no demasiado eficaces, que había no hace muchos años, hemos pasado a disponer de una amplia variedad de robots, de diversas marcas, que realizan su tarea con una elevada efectividad, consiguiendo un gran rendimiento en la limpieza y proporcionando una gran comodidad a sus usuarios.

Los robots aspiradores se están convirtiendo en los últimos años en un electrodoméstico muy habitual en los hogares españoles, pero ahora hay que resolver una difícil pregunta: ¿Cuál elegir? ¿Cuál es el que más me conviene? ¿Qué robot se adapta mejor a mis necesidades y deseos (o a mi bolsillo)?

Como elegir un robot aspirador

Hoy en día, aparatos como las lavadoras o los lavavajillas son de uso generalizado, y los robots aspiradores van por el mismo camino. ¿Quién se puede resistir a la comodidad y a la higiene de encontrarse el hogar limpio, sin tener que hacer prácticamente nada?

A quién está dirigida esta guía

Habitualmente, nos llegan consultas solicitando consejo o ayuda a la hora de elegir un robot u otro. Muchas personas están convencidas de comprar un robot, pero no saben por cuál decantarse, debido al amplio surtido que existe en el mercado.

En nuestras guías de compra puedes encontrar varios artículos en los que comparamos algunos modelos, como nuestro duelo de titanes, la comparativa de los robots más vendidos o uno especialmente dedicado a los robots baratos. Y es que uno de los criterios de elección, lógicamente, es el precio que estamos dispuestos a pagar, pero no es la única variable.

Hemos creado esta completa guía para tratar de explicar en detalle todos aquellos apartados relevantes a la hora de comprar un robot; de esta manera sabrás en qué características fijarte, en función de tus necesidades y deseos.

A lo largo de 20 apartados, vamos a detallar en qué se diferencian unos robots de otros, de manera que puedas tener más claro qué buscar en un aparato de este tipo; así, cuando te decantes por un modelo en concreto, se corresponderá exactamente con lo que necesitas.

Como siempre, si echas de menos alguna cuestión, te queda alguna duda o simplemente quieres indicarnos algo, puedes hacerlo a través de los comentarios, al final del artículo.

Sabemos que es un poco larga 😊, pero aspiramos (¡nunca mejor dicho!) a que sea la guía más completa de la red. Si lo deseas, puedes utilizar el índice para ir a cualquiera de los apartados directamente.

O también puedes ir al final, para ver un resumen de algunos de los robots que se mencionan en relación con los apartados que se comentan a lo largo de la review.

1. Precio del robot

Una de las primeras cuestiones que hay que saber es el precio que uno está dispuesto a pagar. Evidentemente, no es lo mismo un robot de 100 euros que uno de 600, aunque también es verdad que no siempre un mayor precio implica contar con un mejor robot, o disponer de mejores prestaciones. En ocasiones, puede depender del posicionamiento de la marca, de la calidad del producto o de ofertas que pueda haber.

En cualquier caso, cada persona sí suele tener un rango de precios aproximado en el que moverse, o al que estaría dispuesto a llegar en determinadas circunstancias.

Por eso, el precio, más que una característica que sirva para elegir un robot concreto, sirve para definir un intervalo en el cual nos moveremos. Por ejemplo, en nuestra comparativa de los 30 robots más vendidos, hemos establecido tres intervalos: menos de 250 euros, entre 250 y 500 euros, y más de 500 euros. Curiosamente, en algunos casos es posible encontrar robots con más prestaciones a precio más asequibles, y de hecho, por ejemplo en el rango entre 250 y 500 se encuentran algunos de los mejores robots del mercado.

Además de la limitación que nos suponga el precio, a la hora de comprar un robot aspirador miraremos también la relación calidad-precio y/o prestaciones-precio: en definitiva, se trata de maximizar lo que obtenemos a cambio de lo que pagamos, es decir, de conseguir el mejor robot posible por el precio que estamos dispuestos a abonar.

2. Sensores y sistema de navegación

Una de las principales características a tener en cuenta a la hora de elegir un robot aspirador es su sistema de navegación. Existe una correlación bastante elevada entre el tipo de sistema de navegación y la gama en la que se ubica el robot: simplificando mucho, diríamos que los robots de gama baja tienen sistema de navegación aleatoria, los de gama media, movimientos ordenados, metódicos, y los de gama alta, una navegación precisa; dentro de este último apartado, incluso haremos una subdivisión más, en función de la tecnología utilizada.

También es importante el software con el que cuenta el robot, que convierte la información que obtiene de su entorno en movimiento.

Los robots más sofisticados disponen de potentes procesadores, capaces de interpretar los datos rápida y eficazmente, proporcionando movimientos más precisos y fluidos. Además, su software suele ser actualizable, de manera que siempre se puede contar con correcciones y mejoras que puedan ir surgiendo.

Por ejemplo, el Roborock S6, que podemos considerar el sucesor del exitoso Xiaomi Vacuum 2 Roborock, ha incorporado diversas mejoras en su software, que le permiten ser hasta un 20% más eficiente que su antecesor, de manera que termina la limpieza en menos tiempo.

Xiaomi Vacuum 2 (Roborock S50)

Xiaomi Mi Vacuum 2 Roborock

Roborock S6

Roborock S6 blanco

En cuanto a los sensores, hoy en día casi la totalidad de los robots del mercado tienen sensores anticaída (para evitar, por ejemplo, caerse por unas escaleras) y diferentes sensores de colisión, para evitar los choques. Algunos robots cuentan con otros tipos de sensores, como giroscopios (para medir la velocidad angular), odómetros (para medir la velocidad lineal), sensores acústicos, ópticos, de infrarrojos o sensores láser.

A continuación, te contamos en profundidad en qué consiste cada uno de los tres sistemas básicos de navegación:

a) Navegación aleatoria

También llamada en ocasiones navegación en tiempo real. El robot va decidiendo a medida que se mueve, y en función de lo que se va encontrando, hacia dónde seguir; no tiene memoria. Es la habitual en los robots de gama baja. Aparentemente, el robot se mueve de manera aleatoria, combinando movimientos rectos con diagonales y bordeando patas de muebles y rincones, sin un orden determinado.

Este movimiento caótico, aunque no es muy eficiente (ya que puede pasar muchas veces por el mismo sitio) termina siendo más o menos eficaz, ya que el robot, a base de moverse, recorre la mayoría de la superficie a limpiar.

Patrón de movimientos de un robot con navegación aleatoria

Patrones de navegación semialeatorios de un robot aspirador sin un sistema de mapeado de la estancia. Licencia CC: https://www.flickr.com/photos/[email protected]/3533146556/

En ocasiones, puede estar combinado con un sistema de infrarrojos, que permite al robot moverse con algo más de inteligencia.

La efectividad del sistema de navegación aleatoria también depende de lo bien diseñado que esté el software del robot: por decirlo de manera sencilla, resulta más eficaz un Roomba de gama baja-media que algunos modelos baratos de otras marcas, aunque todos ellos tengan navegación aleatoria.

En este grupo nos encontramos robots tan interesantes como, por ejemplo, el súper valorado Bagotte BG600, la especialista en hogares para mascotas Conga 1090 o un excelente robot de nueva generación como la Roomba E5.

Bagotte BG600

Bagotte BG600

Conga Serie 1090

Conga Serie 1090

b) Navegación ordenada mediante giroscopio

Una de las novedades surgidas en los últimos tiempos, y que proporciona un resultado bastante bueno, es la navegación ordenada, basada en giroscopio.

El giroscopio es una especie de brújula digital, que permite al robot saber en qué dirección se mueve y cuántos grados ha girado. Uniendo esta información a la distancia que va recorriendo, los robots con sistema giroscópico son capaces de trazar un mapa del hogar, de manera que irán navegando por él trazando grandes líneas rectas y cubriendo casi en su totalidad la superficie a limpiar.

Esta tecnología se ha convertido en una interesante alternativa en los robots de gama baja-media, proporcionando la capacidad de limpiar prácticamente todo el hogar a un precio muy asequible, que puede rondar los 150-200 euros, dependiendo de los modelos y de las ofertas que pueda haber.

En este grupo hay robots con un gran rendimiento y una elevada eficacia, como el Ikohs Netbot S15, la Conga 1390, o el potente Xiaomi Xiaowa Plus E35.

Ikohs Netbot S15

Ikohs Netbot S15

Conga Serie 1390

Conga Serie 1390

Xiaowa Plus E35 Roborock

Xiaomi Xiaowa Roborock E35

c) Mapeado a través de cámara

Hace unos años, se desarrolló la tecnología vSLAM (Video Simultaneous Localization and Mapping, o mapeo y localización simultáneo a través de Vídeo) para el mapeado del hogar.

De manera similar a la de los vehículos autónomos, se equipó a algunos robots con una cámara que iba “visualizando” el hogar y, mediante un avanzado sistema de procesamiento, convirtiendo estas imágenes en un plano de la casa. Esta tecnología es la utilizada todavía por las Roomba de gama alta, como la Roomba 960 y la Roomba i7, o por las LG Hombot.

La técnica se ha ido perfeccionando, con mejores cámaras, visualización en 360º, mayor capacidad de procesamiento, etcétera, además de la utilización conjunta de otros sensores, para conseguir un resultado cada vez mejor.

No obstante, esta tecnología no resulta tan precisa como la basada en láser, y tiene ciertos problemas en entornos oscuros o con poca luz (ya que utiliza una cámara para “ver”). Además, algunas personas la consideran más intrusiva, puesto que no deja de haber una cámara en nuestro hogar.

Roomba 960

Roomba 960

LG HomBot VR8602RR

LG VR8602RR

d) Mapeado mediante láser

Los robots equipados con este sistema consiguen el mapeado más preciso del hogar. No por casualidad, el láser es utilizado desde hace años para medir en ámbitos donde la exactitud es importante: arquitectura e ingeniería, construcción, topografía, medicina, balística o incluso el deporte, son campos en los que se utilizan habitualmente el láser, por la precisión que proporciona.

En el caso de los robots aspiradores, incorporan una torreta fácilmente identificable (un círculo de varios centímetros de diámetro, que sobresale del robot), que gira 360º, proyectando el haz de láser en todas direcciones. Esta luz va rebotando hacia la torreta, lo que permite al robot calcular con exactitud las distancias y construir un mapa preciso del entorno.

Robots como la Conga 3090, el Xiaomi Vacuum o la Deebot Ozmo 930 son excelentes representantes de esta tecnológica gama.

Conga 3090

Conga Serie 3090

Xiaomi Vacuum

Xiaomi Vacuum

Deebot Ozmo 930

Deebot Ozmo 930

3. Potencia de succión

Otro de los aspectos determinantes a la hora de elegir un robot es la potencia de succión. Como siempre cuando hablamos de una aspiradora, hay que fijarse en la potencia de succión (que normalmente vendrá expresada en Pascales), y no en la potencia nominal del aparato, que lo que nos va a indicar es el consumo (normalmente, indicada en vatios).

Si bien es cierto que hoy en día, a diferencia de lo que ocurría hace unos años, la mayoría de los robots aspiradores del mercado cuentan con una potencia suficiente, también es verdad que existen diferencias notables, incluso en robots con rangos de precio similares. No siempre los más caros son los más potentes.

Aquí hay que hacer un inciso. La potencia de succión no es el único elemento a tener en cuenta a la hora de determinar la eficacia de un robot en la limpieza, ya que hay otros aspectos importantes (como por ejemplo, los cepillos), pero también está claro que un robot con 2.000 Pascales de potencia es superior a uno que solo cuenta con 1.000.

Para conseguir un resultado más o menos bueno, deberíamos partir de robots que alcancen al menos los 1.000 Pascales; los que rondan los 1.400-1.500 consiguen ya un gran resultado (como, por ejemplo, la Conga 1190, el Ikohs Netbot S14 o la Bagotte BG600), y los que pasan de esta cifra (como las Xiaomi/Roborock, la Conga 3090 o las Roomba de gama alta) obtienen unos resultados fantásticos, que evitan en gran medida la necesidad de utilizar otro tipo de aspirador para la limpieza de nuestros suelos.

Hay que indicar también que algunos robots tienen un único nivel de potencia, mientras que otros tienen varios, lo que permite una mayor versatilidad a la hora de la limpieza.

Por otra parte, algunos robots incluyen un sistema que maximiza automáticamente la potencia cuando detectan que están sobre una alfombra, para conseguir la máxima eficacia sobre este tipo de superficies (como la Conga 3090, la Xiaomi Vacuum 2 o la Roomba 980).

Duelo de titanes: Conga Serie 3090 vs Xiaomi Vacuum 2 vs Roomba 980

Elegir un robot aspirador de alta gama: conga 3090 vs Xiaomi Vacuum 2 vs Roomba 980

4. Tipos de suelo

Es interesante tener en cuenta el tipo de suelos que tendrá que limpiar el robot. ¿Tenemos alfombras? ¿Son gruesas o finas? ¿Suelos de parquet que nos gustaría que brillaran? ¿Sólo suelos duros tipo baldosa o porcelánico?

En función de estas variables, quizás prefiramos decantarnos por comprar un robot capaz de subir obstáculos de hasta dos centímetros, si tenemos alfombras gruesas (como por ejemplo, el Roborock S6), o nos sea suficiente con uno especialista en suelos duros, como el Rowenta Smart Force Essential, si no es el caso. Si queremos tener la madera brillante, quizás optemos por un modelo con mopa, pero si no es así quizás lo consideremos innecesario.

5. Mascotas

Una de las preguntas más habituales que nos llegan es si determinado robot es apto o no para mascotas. La gran mayoría de robots no tienen problema en recoger pelo, de manera que cualquiera de ellos representa una buena ayuda en los hogares con animales, donde suele haber pelos por todas partes en cuanto uno se despista. No obstante, como es lógico, también es verdad que unos son más adecuados que otros.

Cuando el robot posee cierta potencia (a partir de unos 1.400 Pascales) resulta muy interesante en este sentido, ya que atrapa todo eficazmente.

Además de esto, hay robots que cuentan con un cepillo especial para mascotas, que evita en gran medida los enredos de los pelos, como la Conga 1090, por lo que resultan especialmente efectivos en los hogares con animales. Las Roomba con cepillos AeroForce, como, por ejemplo, la Roomba E5, también son interesantes en este aspecto.

Rodillos de la Roomba E5

Por otra parte, aquí hay una tercera variante, formada por unos pocos modelos que se decantan por la ausencia del cepillo central, como el Deebot Ozmo Slim 10 o la Conga Serie 950; en su lugar, presentan una abertura en su parte inferior, rodeada de una goma de silicona, a través de la cual van recogiendo la suciedad y los pelos; de esta manera, se evitan los enredos, siendo una solución muy interesante en estos casos.

Conga 950 por abajo

Conga 950 por abajo

6. Sistema de filtrado

También es importante el sistema de filtrado; normalmente será EPA o HEPA (la H es de High, el HEPA con H es más eficaz), aunque existen diversos grados dentro de cada uno de estos (puedes visitar nuestra guía sobre los filtros HEPA para más información).

Como orientación, los EPA normalmente serán EPA 11 (con un 95% de eficacia atrapando micropartículas de polvo y ácaros) o EPA 12 (99,5%), mientras que los HEPA son filtros que alcanzan una eficacia del 99,95% o superior.

Si tienes animales y/o algún problema respiratorio o de alergias, te recomendamos que te decantes por los que poseen un sistema de filtrado HEPA, como la Conga 3090, por ejemplo.

Sistema de filtrado

7. Cepillos

Cepillos laterales

Los cepillos son otro de los elementos que diferencian a unos robots de otros. En cuanto a los cepillos laterales, que son los que atrapan la suciedad hacia el interior, especialmente en bordes y esquinas, hay robots que cuentan con dos y otros que solo disponen de uno.

Muchos usuarios creen que son más eficaces los robots que poseen dos cepillos laterales, ya que así capturarán más fácilmente el polvo. Sin embargo, curiosamente los robots de alta gama suelen tener solo uno. ¿Por qué?

Los robots con cierto nivel tienen una potencia suficiente para succionar eficazmente el polvo, la suciedad o las partículas de cierto tamaño.

Además, saben dónde tienen ubicado su cepillo lateral y tienen un sistema de navegación más o menos sofisticado, de manera que “son conscientes” de por dónde limpian. Por eso, el cepillo lateral les sirve fundamentalmente para recoger la suciedad en rincones y esquinas.

Por el contrario, si el robot es barato y cuenta con un sistema de navegación limitado, si puede ser interesante que tengan dos cepillos laterales.

Los cepillos laterales suelen ser de cerdas sintéticas o de silicona, y suelen tener tres aspas, aunque últimamente han salido algunos modelos con 5 aspas, como el Roborock S6 o la Roomba S9.

Roborock S6 por abajo

Roborock S6 por abajo

Roomba S9+ por abajo

Roomba S9 por abajo

Por último, reseñar que en algunos casos, los cepillos se montan y desmontan por presión, mientras que hay modelos en los que vienen atornillados.

Cepillo central

El cepillo central de los robots suele ser, en muchos casos, una combinación de cerdas y silicona, que mejora a los antiguos cepillos de cerdas.

Destacan, sin embargo, las Roomba de alta gama y las de nueva generación, como la E5, por su doble cepillo de goma AeroForce, que atrapa eficazmente la suciedad evitando en gran medida los enredos. Algunas marcas, como Conga, en su modelo 1090, se decanta por dos cepillos intercambiables: uno, el habitual, y otro de silicona, especial para mascotas.

El cepillo central suele ser rotatorio, contribuyendo a la buena limpieza del hogar, especialmente en alfombras y moquetas, donde ayuda a profundizar.

No obstante, en alfombras con el pelo muy largo, pueden originar problemas de enredos, por lo que puede ser necesario quitárselo, o decantarse por otra opción, los robots sin cepillo central.

8. Dimensiones y forma del robot

Dimensiones

El tamaño del robot es un aspecto que a menudo no se tiene en cuenta, pero al que hay que dedicarle un tiempo, aunque sea mínimo. Algunos usuarios se quejan, una vez comprado el robot, de que no es capaz de pasar entre las patas de algunos muebles o por debajo de algún elemento. Por ello, es importante considerarlo previamente.

El diámetro de los robots suele estar entre 30 y 35 centímetros (aunque también es posible encontrar algún robot más pequeño, como el Deebot Mini o el Dibea D850), y la altura suele estar entre los 7 y los 10 centímetros (como ya hemos comentado, los robots con navegación láser suelen ser los más altos, por la torreta que llevan), aunque también aquí es posible encontrar alguno más fino, como el Deebot Ozmo Slim 10, por debajo de los 6 centímetros.

Deebot Ozmo Slim 10, altura reducida

Deebot Ozmo Slim 10, menos de 6 cm de altura

Forma

La mayoría de los robots son redondos. Aunque esta es la forma habitual, hay algunas marcas que ofrecen otras alternativas interesantes.

Los aspiradores redondos pueden tener alguna dificultad a la hora de limpiar rincones y esquinas, si la longitud de su cepillo lateral no alcanza par llegar a esas zonas.

Por eso, una de las opciones es la que ha elegido LG, a través de sus robots HomBot, que presentan una forma más cuadrada (como, por ejemplo, el VR8602RR). De esta forma, consiguen una efectividad en rincones y esquinas de hasta el 96%.

Otra opción es la que representan los robots en forma de D, es decir, uno de los lados es curvo pero el otro es plano. De esta manera, el robot puede acercarse perfectamente a los rincones y esquinas, realizando un gran trabajo en esas zonas.

El principal representante de este diseño es el fabricante estadounidense Neato, una marca de gran calidad y elevadas prestaciones, no excesivamente conocida en España, pero que en Estados Unidos es el principal rival de Roomba (además de que presentan ciertos paralelismos en sus orígenes). Aparatos como el Neato Botvac D7 o el D6 son de las mejores opciones que hay hoy en día en el mercado.

También otro robot de los que citamos en esta review, el Dibea D850, tiene forma de D, y el último lanzamiento de Roomba, el S9 también ha optado por este diseño, para tratar de mejorar la limpieza en estas zonas más complicadas.

LG VR8602RR
Neato Botvac D7
Dibea D850
Roomba S9

9. Funciones

Funciones básicas

Hay una serie de funciones básicas, que poseen casi todos los robot del mercado. Prácticamente todos disponen de un sistema de limpieza automática, por el que simplemente hay que darle a un botón, normalmente en su parte superior, y el robot hará la limpieza del hogar.

La gran mayoría poseen también la función de limpieza puntual, que normalmente consiste en que el robot gira en espiral alrededor de un punto, y que puede ser muy interesante en el caso de que se nos haya caído algo y se haya desperdigado.

Otra función muy habitual es el modo bordes, en el cual el robot irá bordeando paredes, esquinas y patas de muebles, y que resulta muy útil para limpiar la suciedad que se suele acumular en esas zonas.

También es normal que los robots regresen a su base por sí mismos cuando detecten que tienen la batería baja, y habitualmente poseen un botón para que podamos darle la orden de ir a la base cuando queramos.

Programación

La función de programación es otra de las más habituales; al principio, era más propia de gamas medias y altas, pero hoy en día hay gran cantidad de robots baratos que también la incluyen.

La programación puede ser simple (por ejemplo, que limpie todos los días a una hora) o más compleja (que podamos elegir horas distintas, unos días sí y otros no, o incluso que limpie unas zonas un día y otras zonas otro).

En cualquier caso, la programación es una función que proporciona una gran comodidad, ya que nos despreocupamos de tener que poner el robot a funcionar, y además, puede limpiar cuando no estemos en casa, evitando cualquier tipo de molestias.

A partir de aquí, existen gran variedad de funciones que unos robots poseen y otros no, de manera que cada uno tendrá que analizar hasta qué punto le resultan interesantes.

Programación de la Roomba 980

Mopa y fregado

Una de las más habituales es la de mopa y fregado, de manera que podríamos clasificar los robots aspiradores dividiéndolos entre aquellos que solo aspiran, y aquellos que, además, pasan la mopa y friegan.

Muchos usuarios no necesitan o no desean esta función, de manera que se pueden decantar por un robot que no la incluya y ahorrar un poco; sin duda, si no lo vas a utilizar, deberías decantarte por una alternativa sin mopa y fregado. No obstante, te contaremos un poco más en detalle como funcionan los robots multifunción y qué ventajas aportan, por si te resulta de interés.

Dentro de los robots con función de fregado, existen multitud de variantes. Desde los que simplemente pasan una mopa húmeda por el suelo hasta los que poseen algún sistema más sofisticado, con el que simulan el movimiento humano al fregar, como la Conga 3090, con su avanzado sistema Scrubbing, o el iLife A9s.

Sistema Scrubbing de la Conga 3090

El propio empapado de la mopa puede ser por decantación (el agua va cayendo desde el depósito por efecto de la gravedad) o mediante otros sistemas más sofisticados (válvulas eléctricas o electrónicas), que permiten dosificar mejor el agua.

También hay robots, como algunas Conga (por ejemplo, la Conga 1290), que permiten dosificar el agua a nuestro gusto, para aquellos casos en los que el suelo esté más o menos limpio, o más sucio, o según el tipo de suelo, simplemente eligiendo el nivel de fregado, de 1 a 3.

Otro aspecto que varía de unos robots a otros es que algunos permiten simultanear el fregado y el aspirado, es decir, aspiran y friegan a la vez, mientras que otros realizan una función u otra, pero no las dos simultáneamente.

En cuanto a la mopa, hay que destacar que habitualmente son lavables, incluso en lavadora, y que normalmente se pueden utilizar en seco, sin llenar el depósito de agua.

De este modo, es un elemento que nos puede servir para atrapar más eficazmente el polvo. En algunos casos, la mopa está compuesta por dos materiales, para conseguir una mayor efectividad.

Adicionalmente, si humedecemos ligeramente la mopa con un espray para suelos, nuestro parquet lucirá impresionante.

Detalle de una mopa de 2 materiales

Detalle de una mopa de 2 materiales

10. Manejabilidad y posibilidades de configuración

Aunque esta sección está muy relacionada con la anterior, en cuanto a que se refiere en gran medida a las distintas posibilidades que nos ofrece el robot, hemos preferido mostrarla aparte, para reseñar las diferentes opciones que puede tener el robot a la hora de manejarlo y de configurar la limpieza de nuestro hogar exactamente como queremos.

Mando a distancia

La práctica totalidad de los aparatos poseen un botón en su parte superior para ponerlo en marcha. Además, algunos robots incluyen un mando a distancia, desde el que es posible manejarlo cómodamente, además de acceder a otras funciones que no es posible accionar desde el propio robot.

Por ejemplo, hay robots que disponen de limpieza de habitación (el robot limpiará una estancia durante un período de tiempo, por ejemplo, 20 minutos, o media hora, y luego se parará, o irá a la base si la tiene en esa habitación), limpieza de área o de zona, modo de limpieza profunda, etcétera, que pueden ser accionadas desde el mando a distancia.

App

Otra alternativa para manejar el robot, propia de robots de gama alta, aunque también está empezando a generalizarse en los robots de gama media, es el manejo a través de una aplicación.

Esta opción, que comentaremos en profundidad en el siguiente apartado, permite una gran comodidad y versatilidad, ya que podemos manejar nuestro robot desde cualquier sitio y en cualquier momento, además de acceder a multitud de funcionalidades. Como aspecto negativo, que se debe tener para ello una conexión a Internet, y que hay personas a las cuales no les gusta eso de que haya un aparato en su casa conectado a la Red.

A la hora de elegir un robot aspirador, la manejabilidad es importante

Órdenes de voz

Otra función que se está incorporando a algunos robots es la posibilidad de manejarlos mediante órdenes de voz, a través de asistentes como Alexa o Google Home. Gracias a esta opción, se le pueden dar algunas órdenes sencillas al robot, para que empiecen a limpiar o vayan a la base, por ejemplo. Aparatos como el asequible y completo Netbot S15 incorporan esta funcionalidad.

Zonas restringidas

Una de las necesidades más habituales es la de que se pueda limitar el acceso del robot a una determinada zona. Para esto, existen diversas posibilidades.

Hay robots que disponen de una banda magnética (como, por ejemplo, el excelentemente valorado Bagotte BG600), que se colocaría en el suelo, y que actuaría como barrera para que el robot no pase por ahí; tiene el inconveniente de que la banda normalmente se va a ver y puede molestar.

En otros casos, se utilizan barreras virtuales, como las famosas Virtual Wall Dual y Virtual Wall Halo de algunos modelos de Roomba, que crea una barrera mediante infrarrojos.

Y por último, los más avanzados, en los cuales se pueden delimitar las zonas restringidas mediante la app, como la Conga 3090, el Xiaomi Vacuum 2 o la Roborock S6, lo que permite configurar exactamente y en cualquier momento, de manera cómoda los lugares donde no queremos que el robot pase.

Delimitación de un área restringida, a la que el robot no accederá

Área a limpiar

Esta sería la opción contraria a la anterior, es una zona que específicamente queremos limpiar. En las versiones más sencillas, hay robots que tienen una limpieza de zona predeterminada, de manera que limpiarán el área alrededor del punto en que se active, con un tamaño de 1-2 metros hacia cada sentido.

En los aparatos más sofisticados, de nuevo mediante la app se puede establecer qué zonas queremos limpiar en el mapa del hogar que aparece en la pantalla de nuestro móvil.

Limpieza de habitaciones

Algunos robots de gama alta incluyen una función todavía más cómoda y sencilla. Aparatos como la Roomba i7, la Roomba S9, el Deebot Ozmo 930 o el Roborock S6 poseen limpieza por habitaciones, que funciona de la siguiente manera:

Cuando el robot crea el mapa del hogar, establece cuáles son las estancias que lo componen, que pueden editarse. En algunos modelos, incluso podremos cambiarles el nombre a las habitaciones creadas.

Una vez definidas, podremos decirle que limpie una o varias habitaciones (o la casa entera, lógicamente), o incluso programar la limpieza por estancias.

Limpieza por habitaciones del Roborock S6

11. Conectividad y manejo mediante app

Cada vez, hay más robots que son manejables mediante una aplicación en el móvil. Lo que empezó siendo una característica propia de la gama alta se ha ido extendiendo y ya hay robots por menos de 200 euros que pueden ser controlados desde el smartphone.

El funcionamiento habitual es el siguiente: se descarga una app en el móvil, normalmente disponible para iOS y Android; y por otra parte, se conecta el robot a la Wifi de casa (lo más común será que haya que hacerlo en la red de 2,4 GHz y no en la de 5), pulsando algún botón o combinación de botones.

Para los que no tengan un router Wifi, también es posible que lo puedan hacer compartiendo la conexión de un móvil, aunque en este caso puede suceder que el móvil que comparte la conexión no podrá ser el mismo desde el que se maneje el robot.

Una vez instalada la app y conectado el robot a Internet a través de la Wifi, será posible manejar el aparato desde cualquier lugar y en cualquier momento. Tengamos la conexión que tengamos en el móvil, tanto si es a través de una Wifi como de un plan de datos, podremos darle órdenes al robot desde el trabajo, la calle o una cafetería.

Gracias a la app, podremos disfrutar de diversas funciones: normalmente mostrará un mapa del hogar, en el que veremos cómo el robot va limpiando, tendremos acceso a las estadísticas de limpieza, podremos programar el robot o incluso, en algunos casos, veremos el estado de elementos como los cepillos y el depósito, o cuándo se recomienda cambiarlos.

12. Ruido

Los robots aspiradores son, en general, bastante más silenciosos que las aspiradoras convencionales. Habitualmente, se mueven entre los 60 y 70 decibelios, aunque hay bastantes modelos por debajo de los 60 e incluso algunos en los 50 dB o menos, como el Dibea D850 o el Bagotte i7.

Por lo tanto, el ruido que emite un robot suele ser bastante soportable, y en muchos casos compatible con la realización de otras actividades.

Además, como la inmensa mayoría son programables y muchos son manejables por app (o incluso si no lo son, simplemente podemos ponerlos a funcionar y marcharnos), en muchas ocasiones ni siquiera estaremos en casa cuando el aparato esté limpiando.

De esta manera, el ruido es un aspecto a tener en cuenta, pero puede no ser determinante, ni mucho menos.

Conga Serie 990 silenciosa

13. Autonomía

La autonomía de un robot se mide habitualmente en minutos. 90 minutos, 120, 150… Es un aspecto importante, pero en realidad lo que nos debe interesar es cuántos metros cuadrados es capaz de limpiar, y eso no solo depende de la capacidad de su batería, sino del funcionamiento de su sistema de navegación.

Cuanto más avanzado sea el sistema de navegación, más será capaz de limpiar en el mismo tiempo. Por eso, a la hora de comparar, hay que tener en cuenta los dos factores; si tenemos la información de la autonomía en metros cuadrados, mucho mejor.

14. Carga y continuación

Esta función, que incluyen algunos modelos de alta gama, está relacionada con el apartado anterior. Algunos robots con mapeado de estancias son capaces de saber qué es lo que han limpiado y qué les falta por limpiar, de manera que, si se quedan sin batería y no habían terminado, irán a la base y, una vez cargados, reanudarán la limpieza donde lo habían dejado.

De esta manera, en estos casos, si el robot dispone de esta función, ya no es tan importante la autonomía que pueda tener, ya que el robot continuará su trabajo para terminarlo.

Roomba 960 cargando y reanudando la limpieza donde la dejó

15. Detección de suciedad

Esta función, que incluyen algunas Roomba (Dirt Detect) permite al robot detectar, gracias a sus sensores acústicos, o a una combinación de sensores ópticos y acústicos, las áreas en las que se acumula la suciedad, realizando más pasadas en esas zonas, para conseguir una mejor limpieza.

Roomba Dirt Detect

16. Aviso de depósito lleno

Algunos robots pueden tener un indicador óptico para avisar que el depósito está lleno, o proporcionar esta información mediante la app. No es un aspecto primordial, simplemente hay que ir vaciando el depósito cada cierto tiempo, pero el caso es que algunos lo poseen y otros no.

17. Mantenimiento

Aunque el robot trabaja básicamente por sí mismo, periódicamente hay que realizar algunos trabajos.

Vaciado del depósito

El vaciado del depósito es una de las tareas más habituales. Aquí es importante la capacidad del depósito, en litros. Normalmente, suelen estar entre 0,3 y 0,5 litros. Algunos robots poseen depósitos más pequeños, que se quedan un poco escasos; mientras, los que pasan de 0,6 litros son buenos depósitos, con capacidad para varios ciclos de limpieza.

Roomba ha sacado una alternativa en este sentido, que por ahora no proporciona ninguna otra marca. Sus modelos más avanzados, i7+ y S9+ incluyen una base en forma de torre, a la cual el robot se va a vaciar de manera automática, y que tiene una capacidad para aproximadamente 30 limpiezas.

De esta manera, podemos estar más o menos un mes sin preocuparnos del vaciado (dependiendo de la suciedad que haya y de la frecuencia de limpieza), y además, se realiza de forma higiénica, ya que se guarda en una bolsa, de fácil recogida, de manera que no tenemos que entrar en contacto con el polvo.

Roomba S9+ vaciando automáticamente en la base de carga

Filtros

Habitualmente, los filtros se limpiarán cada pocos días. Algunos son lavables, aunque la mayoría no lo son. Es un elemento que algunos fabricantes recomiendan cambiar cada 3-6 meses, aunque realmente puede durar más.

Cepillos

Como ya hemos comentado anteriormente, es un elemento a tener en cuenta, especialmente, en hogares con mascotas, con personas con pelo largo, o con alfombras. Algunos cepillos se enredan menos que otros (especialmente interesantes los de goma/silicona, tipo AeroForce de Roomba). En ocasiones, puede ser interesante decantarse por un robot sin cepillo central.

Tanto el cepillo central como los laterales deberán ser limpiados habitualmente, para liberarlos de pelos y suciedad, y que de esta manera puedan seguir haciendo eficazmente su trabajo. Al igual que en el caso de los filtros, en ocasiones se recomienda su cambio cada 3-6 meses, aunque con un buen cuidado pueden durar bastante más.

18. Repuestos

Tanto en el caso de los cepillos como de los filtros, es posible que el robot incluya alguno de repuesto, lo cual siempre viene bien.

También es importante tener en cuenta la facilidad con que se pueden conseguir los repuestos, y el coste que pueden tener; en ocasiones, es posible que veamos un robot atractivo (habitualmente, algún modelo chino de marca más o menos desconocida) pero para el cual es difícil conseguir repuestos. Es importante tenerlo en cuenta y verificar que existen antes de decidirse por la adquisición de un robot.

19. Garantía y servicio técnico

La garantía es un importante aspecto que considerar. En las compras en España, la garantía será de dos años (durante los primeros seis meses, se presume que el fallo es en origen), y en las compras por Internet existe el derecho de desistimiento, por lo que se puede devolver el artículo sin más explicaciones, durante 14 días naturales.

Sin embargo, si compramos fuera de España, es posible que la garantía sea más reducida (un año, por ejemplo) o que tengamos más dificultades para ejercerla o para resolver cualquier incidencia, tanto con relación a con quién hablar, como en cuestiones como el idioma, por ejemplo.

Garantía

20. Marca

Otro aspecto que para algunos usuarios será más importante que para otros, pero que representa un compendio de muchos otros.

Las marcas más reconocidas del mercado y que presentan una larga trayectoria se han ganado un respecto por diversos motivos: un buen funcionamiento del producto, una buena relación calidad-precio, calidad excelente, gran atención al cliente… Si están en una posición dominante en el mercado, por algo será.


Cómo elegir un robot aspirador: cuadro resumen

Si has llegado hasta aquí… ¡enhorabuena, y gracias! Ahora, a continuación, te mostramos el cuadro resumen con algunos de los robots mencionados y de las características analizadas; esperamos que te guste.

Puntos

Precio aprox.

Análisis

Succión

Diámet.

Altura

Ruido

Auton.

Depós.

Navegac.

Carga y cont.

Mopa y fregado

Áreas restring.

App/Mapas

Limp. habitac.

Roomba S9+

Roomba S9

97

1300-1400

N/D

31

8,9

68

120

Un mes

Cámara

-

✓ (10)

Conga 3090

96

2000

34

9,6

64

110

0,60

Láser

✓ (1)

-

Roomba i7+

96

1700

34

9,0

68

90

Un mes

Cámara

-

✓ (10)

Neato Botvac D7

96

Ver review

2000

34

10,0

69

120

0,70

Láser

-

✓ (3)

Roborock S6

96

2000

35

9,6

58

150

0,48

Láser

✓ (1)

Conga 1290

94

1400

32

7,5

64

160

0,40

Giroscopio

-

-

-

Conga 1390

94

1400

33

7,5

64

160

0,40

Giroscopio

-

✓ (1)

-

Netbot S15

94

1500

33

7,5

60

120

0,60

Giroscopio

-

✓ (1)

-

Xiaomi Vacuum 2 Roborock

94

2000

35

9,6

67

150

0,48

Láser

✓ (1)

-

Xiaomi Xiaowa Plus E35

94

2000

35

9,0

70

150

0,64

Giroscopio

✓ (1)

-

Bagotte BG600

93

1500

32

6,9

55

100

0,50

Aleatorio

-

-

-

-

Conga 1090

93

1400

33

7,5

64

160

0,50

Aleatorio

-

-

-

-

Netbot S14

93

1400

33

7,5

62

120

0,60

Giroscopio

-

✓ (1)

-

Ilife A9s

93

1000

33

7,6

70

120

0,60

Cámara

✓ (1)

-

Roomba e5

93

1400

33

9,3

66

90

0,60

Aleatorio

-

-

✓ (1)

-

Deebot Ozmo 930

92

1000

35

10,2

65

110

0,47

Láser

✓ (1)

Dibea D850

92

1200

29

7,5

45

120

0,30

Aleatorio

-

-

-

-

Roomba 960

91

1400

35

9,1

70

75

0,60

Cámara

-

✓ (1)

-

Conga 950

90

1400

32

7,4

64

160

0,35

Aleatorio

-

-

-

-

LG VR8602RR

90

N/D

34

8,9

60

100

0,60

Cámara

-

-

-

-

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad.

NOTA: Todos los comentarios tienen una moderación previa. Por lo tanto, no te preocupes si cuando nos lo envíes, no lo ves publicado.  Procuramos revisar y contestar todos los comentarios a la mayor brevedad. Si el comentario es ofensivo, poco constructivo o apreciamos intenciones negativas, nos reservamos el derecho a publicarlo. Muchas gracias.

IMPORTANTE: Antes de enviarnos un comentario, lee este AVISO en relación a la protección de datos:

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), MiAspiradora.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones al cubrir este formulario se incluirán en un fichero de titularidad privada llamado “Correo electrónico y suscriptores web”, cuya propiedad y funcionamiento se detallan en la política de privacidad del Aviso Legal, al cual puedes acceder directamente desde el vínculo anterior.

La finalidad de la recogida de datos personales es la de poder gestionar adecuadamente las consultas, dudas, aclaraciones o peticiones realizadas por los usuarios de la web. Para atender todas estas cuestiones, es necesario que aceptes la política de privacidad de esta web.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (proveedor de hosting de Miaspiradora) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola Networks.

Si no se introducen los datos marcados como obligatorios en el formulario, es posible que no podamos atender tu solicitud.

En cualquier caso, en virtud de lo recogido en la legislación, puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad de los datos u oposición, enviándonos un correo a [email protected], con el asunto: “Protección de datos”. *