AEG, alta calidad a precios razonables

AEG

AEG es sinónimo de productos funcionales y de calidad. La compañía alemana —hoy en día perteneciente al grupo sueco Electrolux— tiene una amplia gama de productos para el hogar, incluyendo cocinas, hornos, microondas, lavavajillas, lavadoras, secadoras, frigoríficos, robots de cocina, cafeteras, tostadoras y, cómo no, aspiradoras.

Análisis AEG

Dentro del universo del aspirado, dispone de aspiradoras con bolsa y sin bolsa, aspiradoras escoba y robots aspiradores, todos ellos productos con un buen nivel de prestaciones y un precio razonable.

Historia de AEG

AEG (Allgemeine Elektricitäts-Gesellschaft) es una empresa alemana fundada en 1883 en Berlín, que comenzó con una patente de Thomas Alva Edison (su nombre significa Compañía General de Electricidad), fabricando inicialmente diversos aparatos eléctricos: calentadores de agua, planchas, teteras, bombillas, generadores, etcétera.

En 1891, sus ingenieros lograron un hito para la época, la transmisión de energía eléctrica a 175 kilómetros de distancia, desde una planta eléctrica en Lauffen am Neckar hasta Frankfurt, donde encendieron 1.000 bombillas, demostrando que la transmisión a distancia de la energía eléctrica podía ser viable, y dando comienzo a la electrificación de Alemania.

En la primera mitad del siglo XX, la compañía tuvo una gran expansión, comenzando a fabricar diversas piezas e incluso vehículos en los importantes sectores automovilístico, de aviación y ferroviario.

En 1903, la compañía de radio que poseía AEG se fusionó con uno de sus rivales Siemens & Halske, dando lugar a Telefunken (que luego sería un destacado fabricante de televisiones).

En el mismo año, un vagón trifásico experimental equipado por AEG alcanzó la velocidad de 210 kilómetros por hora en una pista de pruebas, un récord de velocidad para la época que se mantendría hasta 1931.

Locomotora AEG

Locomotora AEG (fuente: Wikipedia)

De 1902 a 1908 produjo varios modelos de automóvil, a través de su división Neue Automobil Gesellschaft.

En 1910, la compañía se introdujo en el mercado aeronáutico, fabricando aviones desde 1912 hasta 1918 (algunos de ellos empleados en la I Guerra Mundial).

En la década de 1920, AEG se convirtió en un gran proveedor de equipos eléctricos, incluyendo iluminación, turbinas, cableado, ferrocarriles eléctricos, dinamos, transformadores, fusibles, equipos de medición, etcétera).

En 1929, AEG creó sus primeros refrigeradores accionados por compresor y planchas con temperatura controlada.

En 1935, presentó el primer dispositivo con cinta para grabar, el Magnetophon K1.

En 1941, compró su parte de la compañía a Siemens & Halske, convirtiendo a Telefunken en una subsidiaria.

Tras la Segunda Guerra Mundial perdió gran parte de sus activos, que fueron expropiados al quedar situados en Berlín Oriental, controlado por la Unión Soviética. La sede de la compañía se trasladó de Berlín a Hamburgo, y posteriormente a Frankfurt.

En 1948, la compañía contaba con más de 20.000 trabajadores, que pasarían a ser más de 55.000 en 1957, superando por primera vez los 1.000 millones de marcos de facturación.

Posteriormente, siguió creciendo con fuerza, y en 1962 alcanzó los 127.000 empleados y unas ventas superiores a los 3.000 millones de marcos.

Ese mismo año, Walter Bruch desarrolló el sistema PAL de televisión en color en Telefunken, en sus instalaciones de Hannover; este sistema es el más utilizado en los sistemas televisivos fuera del continente americano hoy en día.

En 1967, se fusionó con su subsidiaria Telefunken (dando lugar a AEG-Telefunken).

Televisor Telefunken

En 1970, AEG tenía 170.000 empleados y era la 12ª compañía eléctrica más grande del mundo, aunque tuvo ciertos problemas, derivados del retraso en la entrega de una central nuclear, cuya puesta en marcha se retrasó varios años, costándole varios cientos de millones de marcos.

En 1983-84, la división de electrónica de consumo fue vendida al grupo francés Thomson.

En 1985, AEG fue adquirida por el fabricante de automóviles Daimler-Benz, para formar un grupo tecnológico integrado, aprovechando todos los conocimientos y experiencia de AEG.

En 1994, se vendió la división de automatización a Schneider Electric.

Desde el año 2005, el grupo Electrolux posee los derechos de la marca AEG, y está siendo promovida activamente por el gigante sueco en el área de electrodomésticos del hogar (donde consiguen muchas sinergias, aprovechando el conocimiento acumulado de ambas compañías, las dos con más de un siglo de experiencia), así como en otras áreas donde destacó AEG a lo largo de su historia: telecomunicaciones, herramientas, equipamiento industrial, suministro de energía, etcétera.


¿Quieres saber más sobre otras marcas? Te invitamos a que continúes leyendo: